UNICEF está ayudando a construir escuelas para los niños en Níger, donde las tasas de asistencia escolar se encuentran entre los más bajos del mundo. Con el apoyo de IKEA, UNICEF está suministrando material escolar, formación del profesorado e instalaciones de agua y sanidad para los estudiantes. El resultado es una nueva escuela que se ha convertido en el corazón de una comunidad.